Si todo arte, por definición, ofrece un lenguaje universal, el Naif, hace a este lenguaje más diáfano y más directo, más puro y elemental, más cercano al sonido interno de las cosas, puesto que, como señala Kandinsky, "es un cosmos de los seres espritualmente activos"

(Cristobal Lopez Carvajal)

domingo, 13 de marzo de 2011

Inge Selmer

Cuando pinto mis cuadros Naive desaparezco en un mundo propio lleno de colorido. Este viaje interior me transporta a un bosque exótico con maravillosos animales y plantas, me encuentro con Adán y Eva en el Edén o puedo saltar y colarme en una casa de campo danesa donde el ama de la casa cuelga la ropa para secar.

Trabajar el color es una parte fundamental de mi pintura. Es un gran placer poder pintar la naturaleza con diferentes atmósferas ya sea salvaje o civilizada.



Algunas personas piensan que el arte tiene que describir algo negativo o doloroso para ser realmente arte, pero la vida tiene aspectos muy positivos y no encuentro razón para plasmar lo negativo que todos sabemos ya que existe. Yo escojo la luz en vez de la oscuridad.
web http://www.ingeselmer.dk/

3 comentarios:

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Me encanta Inge Selmer. Un abrazo de somingo con la alegrría de volver a leerte.

Victoria dijo...

A mí tambien y la veremos a partir del 17 en la galeria Eboli de Madrid. Guay!
Muchas gracias por vuestra visita y vuestras palabras.
Un abrazo de domingo Marpin y la rana!

Anamaria dijo...

Adorei essa pintora e penso como ela, quando pinto me transporto para um outro mundo, e as cores!

Hermoso trabajo, a mi me encanta tambien, mucho!Abrazos desde Brazil